Vistas a la página totales

martes, 26 de octubre de 2010

La pintura marinista, de la época hispánica a nuestros días:Com.Alberto Caramés

(DOMINGO PUIG "REMOLCANDO")





Pinceles de sal

Extraído del Almanaque del Banco de Seguros del Estado 1999

La pintura marinista, de la época hispánica a nuestros días.
Comandante en jefe de la Armada Nacional Alberto Caramés *.

Hace dos siglos, dibujantes y cronistas que visitaban Montevideo, daban inicio a la tradición de pintura marinista, que a sus logros estéticos sumaba el valor documental en tiempos en que aún no existía la fotografía. Desde ese entonces el género "marina" convoco a numerosos pintores que encuentran en mares, barcos y cielos, su temática preferida.

Las primeras expresiones artísticas que podríamos incluir en el género "marina", fueron en su mayoría obras de extranjeros y dibujantes cronistas, que desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta mediados del S XIX visitaron el Río de la Plata y el Puerto de Montevideo. No podemos hablar de pintores marinistas en el cabal sentido de su definición, pues solo incursionaron ocasionalmente en el género, sin embargo su obra, aunque escasa, significó un importante aporte testimonial acerca de perfiles costeros, de la Bahía y Puerto de Montevideo, como así también de los buques que operaban en nuestras latitudes.
Arribaron en naves que provenían del viejo continente y al paso por nuestras costas aprovecharon para registrar sus primeras imágenes en dibujos y acuarelas, que en algunas oportunidades ilustraron los libros de bitácora de los navíos y en otras fueron llevadas a planchas metálicas o litografías, en talleres instalados en las metrópolis europeas.
Recordemos que en nuestro territorio, deberíamos esperar hasta 1838 y 1840 respectivamente, para lo instalación del primer taller litográfico y del primer equipo de daguerrotipia.

Algunos dibujantes cronistas integraron las dotaciones de importantes expediciones, entre ellas se destacó la del Capitán de Fragata francés LUIS ANTONIO DE BOUGAINVILLE con su famoso viaje alrededor del mundo (1767-1769), acompañado de astrónomos, naturistas y dibujantes, a bordo de la "Boudeuse" y la "Estrella".
El pintor de la expedición del enciclopedista galo, fue el abate DON ANTOINE JOSEPH PERNETTY, quien realizó invalorables escenas de personajes de la época, . /también bellas imágenes marineras de la bahía, con la ciudad de fondo observada desde una fragata en fondeadero.

Posteriormente, la expedición político-científica española bajo el comando del Capitán de Fragata Alejandro Molaspina (1 789-1794), con las corbetas "Descubierta" y "Atrevida", traería a nuestras tierras al acuarelista FERNANDO BRAMBILLA quien entre su variada obra pictórica dejó una hermosa "Vista de Montevideo desde la Aguada" con varios novios al ancla en la bahía.

Al término de la expedición muchas de sus obras han merecido el elogio, entre ellas una excelente marina de la corbeta "Atrevida", navegando en aguas antárticas previo a su arribo al entonces Apostadero de Montevideo, en su viaje de regreso a España.





(F.Brambilla ATREVIDA Y DESCUBIERTA)




Iniciado el siglo XIX se interrumpieron aquellas expediciones con sus cronistas pintores, no obstante aparecieron varios acuarelistas viajeros, entre los que se destacaron algunos ingleses que participaban de las aventuras del Imperio por nuestras tierras.
Entre ellos, EMERIC ESSEX VIDAL, quien también incursionó en el género marina dejándonos entre otras obras, la típica "Bahía de Montevideo vista desde el Río" (1816). En 1820 fueron publicados en Londres varios de sus grabados en el libro "Pintoresca Ilustración de Buenos Aires y Montevideo".

(Emeric Essex Vidal Escenas de Pesca)
Luego del nacimiento de la República Oriental del Uruguay al contexto de las naciones independientes, recaía en el puerto de Montevideo (1832), una expedición científica británica a bordo del bergantín H.M.S. "Beagle", comandado por el capitón Robert Firzroyy con Charles Darwin a bordo, viaje que se convertiría en la génesis del "Origen de las Especies".

La circunnavegación del buque fue acompañada en uno etapa por el pintor AUGUSTUS EARLE, quien debido a su deteriorada salud (no había estado bien desde la salida de Inglaterra), fue sustituido en Montevideo por CONRAD MARTENS, excelente paisajista y marinista. Ambos artistas dejaron hermosas y sugestivas obras pictóricas relacionadas con la temática marítima, destacándose entre ellas el "Muelle y Aduana de Montevideo" de Eorle, y la "Vio de acceso a la Bahía", de Martens.

(Augusto Earle Port Jackson)




Durante este período aparecieron dos cronistas pintores franceses que participaron en la campaña contra Rosas. Nos referimos a DURAND BRAGER Y ADOLFO D'HASTREL.
Este último dejó un delicado álbum de litografías, entre las que se destaca una bella marina de "Montevideo desde la Bahía". En esta obra el autor logró un trabajo artístico sumamente atractivo, dentro de la severidad
de líneas de un par de buques que reproduce en primer plano y cuyas arboladuras muestran diversas maniobras marineras desplegados, donde ningún detalle escapa al fino pincel del autor.

Hasta la fecha, todas las manifestaciones artísticas antes descriptas, si bien pueden considerarse de importancia por el aporte cultural y documental que efectuaron para rescatar nuestro pasado, realmente respondían a requerimientos de los mercados de las metrópolis europeas, pues lo autores retornaban a sus países de origen, donde divulgaban y normalmente también comercializaban su obra. No obstante, algunos pintores como LUIS AMADEO, abandonaron las fuerzas expedicionarias de sus naciones y se establecieron en nuestras tierras; otros arribaron con los corrientes migratorias, como fue el caso de JUAN MANUEL BESNES E IRIGOYEN, quien se arraigó definitivamente en suelo oriental. Este pintor guipuzcoano, maestro en filigrana, dejó una proficua obra que incluye algunas hermosas marinas con combates navales y las primeras litografías impresas en nuestro país.
Pero definitivamente con el nacimiento de JUAN MANUEL BLANES en Montevideo, en junio de 1830, se incorporó al arte nacional un excepcional pintor académico, naturalista, cuya abundante obra histórica en la segunda mitad del siglo XIX además de contribuir a consolidar nuestra nacionalidad con su pictórica obra, determinó el surgimiento de la primer producción de pintura con carácter nacional. Como otros pintores naturalistas, su clara idea de fidelidad a lo real, el detallismo, la actitud científico y la finalidad de su obra, lo llevaron a incursionar aunque muy esporádicamente en el género "marina".
Su producción conocida se remite aproximadamente a una deceno de óleos, entre los que se destacan tres obras: "Estrecho de Magallanes", "Entrada a la rada de Montevideo" y "El incendio del vapor América" (en colaboración con el marinista italiano EDUARDO DI MARTINO, "Bombardeo de Paysandú" (1865), que fuera adquirida por Venancio Flores para ser obsequiada al Almirante Joaquín Márquez Lisboa, Marqués de Tamandaré, Jefe de la escuadra brasileña que bloqueó la capital sanducera.
(Eduardo Di Martino Bienvenida)


En 18Ó4, nació en Montevideo CARLOS GRETHE, primer artista oriental cultor por excelencia del género "marina". Cursó estudios de pintura en Hamburgo y París, luego ejerció como profesor y fue premiado con una medalla en el Salón de París, en 1900.
Navegó en buques de la Armada alemana, con el título de Oficial pintor marinista. Su obra es importante y se halla mayoritariamente en los museos de Bremen y Stuttgardo.
En Uruguay se encuentran en el Museo de Bellas Artes dos óleos de su autoría: "Ondina" y "Naufragio".

(Carlos Grethe Marina)

A principios del novecientos varios pintores cultivaron el género "marina", entre ellos:
ALBERTO CASTELLANOS, quien desarrolló su carrera en París y España, donde recibió por sus obras, diversos premios; ANTONIO CURCÍ, de escasa producción; MONTERO BUSTAMANTE, pintor y crítico de arte, que realizó numerosas exposiciones en Montevideo y Buenos Aires y DOMINGO PUIG SAURET, afamado decorador y pintor de importante producción en el género que nos convoca.

Contemporáneos de los pintores antes citados fueron los "marinistas" ROBERTO CASTELLANOS Y MANUEL LARRAVIDE figuras que lograron por lejos la mayor representación dentro del género.
El primero de ellos estudió en lo Academia de Bellas Artes de Florencio y posteriormente concurrió con sus obras a exposiciones en España y Francia. Las "marinas" de Roberto Castellanos se encuentran en el Museo Histórico Nocional, en el Cabildo, en el edificio de la Junto Departamental de Montevideo, en nuestra Escuela Naval, etc.
Algunas de sus obras son de gran tamaño y entre ellos se destaca la serie de "Corsarios Artiguistas", "La Barca Puíg", "Toma de Martín García", "La Aduana de Oribe", "Combate Naval de Costa Brava", "Las Cañoneros de Rivera, Suárez y Artigas", "La llegada a Montevideo de los Guardacostas", etc.




(Roberto Castellanos: Bloqueo de Mdeo por el Almirante Brown)

MANUEL LARRAVIDE nació en Montevideo en 1871. Interrumpió sus estudios universitarios para dedicarse a la pintura, siendo sus consejeros y amigos Juan Manuel Blanes y el Ing. Carlos Honoré.
Posteriormente se trasladó a Buenos Aires y se graduó como Guardia Marino. Navegó con las fuerzas navales argentinas por los mares del Sur. También realizó dos viajes a Europa visitando Madrid, Barcelona y París, lugares donde expuso su obra en diferentes salones.
Larravide fue pintor marinista autodidacta, su sensibilidad captó los diversos estados del mar que representan formas de una sola esencia. Su deambular por el líquido elemento le permitió desentrañar los secretos del cielo y transmitir, con una amplia gama de colores de su paleta, a veces la alegría y otras, la melancolía que en forma casi poética invade al mar.
La conjunción de barcos, mares y cielo en la obra de Larravide, tiene una perfecta armonía, que se une a un singular cromatismo que traduce el sentimiento del pintor.
Su obra es muy vasta, y aborda el género con diferentes técnicas. Acuarelas, óleos y dibujos, se encuentran repartidos en ambas orillas del Plata en innumerables colecciones privadas y en los principales Museos Nacionales y Municipal de la capital, Club Naval, Club Uruguay, Comando General de la Armada, etc.
Algunas de sus obras reproducen la lucha de los buques con la mar; ejemplo de ellas son: "Vapor de la Carrera", "Veleros de Carga", "En alta mar"; otras se remiten a ciertos buques; "Acorazado Jeanne D'Arc","Remolcador", etc.
En ciertas telas de gran tamaño desarrolló varios combates navales, entre ellos "Combate de Tonelero", "Combate de Brown", "Combate de Obligado", piezas que se hallan en el Museo Histórico Argentino.


(Manuel Larravide:Buque)

A principios de este siglo, una actitud renovadora revolucionó el ambiente pictórico nacional, con una presencia interior más sensible que fue desplazando la tradición 'académica de nuestro medio. Estas nuevas pautas de valoración estética incidieran profundamente en el género "marina", dado su carácter descriptivo y verista.
Como consecuencia de estos cambios los cultores del género tradicional podría decirse que desaparecieron con Larravide y Roberto Castellanos hasta la década del 80 del presente siglo, en que algunos pintores retornaron a los valores temáticos y descriptivos, al juego de luz, color y transparencia, mientras que para otros, si bien et tema marítimo apenas subyace, el mismo es abordado con singular libertad, transmitiendo los autores las realidades acordes a su libre interpretación.

Entre el primer grupo de "marinistas tradicionales" se encuentran los pintores RAÚL PRADERI, MARIO MASCAREÍLO, JOSÉ RIVERA Y LUÍS PRESA. Entre aquellos que han incursionado ocasionalmente en la temática marítima bajo esa concepción amplia y libre, figurón el maestro JOAQUÍN TORRES GARCÍA, AUGUSTO TORRES, CARMELO DE ARZADUM, CARLOS CASTELLANOS, ETCHEBARNE BIDART y muchos otros.

(Raul Praderi;Puerto de Montevideo en 1900)




En la última década, nos atrevemos a decir que un considerable número de artistas jóvenes están incursionando cada vez con mayor frecuencia en la temática marítima.
Entre ellos destacan ALDO CURTO, DANTE PICARELLI, ÁMBAR LABRUNA, TERESA MAILHOS, ROBERTO CADENAS, FERNÁNDEZ CABRAL, YAMANDÚ TABÁREZ, ENRIQUE PICARDI, NELSON BARREIRO, ELSA SALINAS, ANA BOSTARRICA, ADOLFO SAYAGO y otros.




(ADOLFO SAYAGO:Fogón a orillas del mar)

En síntesis, mares, cielos, puertos y barcos siguen convocando con sus formas y colores, o como los artistas las interpreten de acuerdo a sus formas de expresión, pues permiten trascender lo real para acariciar la emoción estética en el reino espiritual de lo absoluto. .

Bibliografía
PÉLUFO Linón, Gabriel. "Historia de la Pintura Uruguaya". Tomo f, Ediciones de lo Banda Oriental, 1968.
ARGUL, José Pedro. "Las Artes Plásticas del Uruguay". Barreiro y Ramos, Montevideo, I96ó-
LAROCHH, Walter. "Los Primitivos*- Museo Laroche Montevideo T9ó3-
BAUZA, Carlos. "Cuadro Noval de Juan Manuel Blanes". Revista Naval, Montevideo, nov. 1997


*Perfil de Alberto Caramés
A los 58 años de edad, el contraalmirante Alberto Caramés será el nuevo comandante en jefe de la Armada Nacional.
Caramés nació en Montevideo, en agosto de 1952. Vive en Malvín, es casado y tiene un hijo.
Ingresó a la Escuela Naval el 1º de marzo de 1971 y egresó el 21 de diciembre de 1975 como Guardia Marina del Cuerpo General.
A partir de allí, transitó una larga carrera hasta que el 1º de febrero de 2006 fue ascendido a contraalmirante. Hoy es el director general de Personal Naval, cargo que ejercerá hasta la fecha anunciada por el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, cuando asumirá como comandante en jefe de la Armada. Allí estará hasta 2014, ya que los contraalmirantes pasan a retiro luego de ocho años de ascendidos.

Jerarcas de la Armada Nacional dijeron a EL PAÍS digital que Caramés "es una excelente persona, muy relacionada con la historia y la estrategia naval. Es un hombre muy preparado".
Caramés prestó servicios tanto en unidades flotantes (entre ellas Barreminas ROU "Río Negro" y ROU "Maldonado"; Destructor Escolta ROU "Artigas") y unidades terrestres (entre ellas Centro de Adiestramiento de las Fuerzas de Mar, Cuerpo de Fusileros Navales, Servicios de Buques Auxiliares de la Armada, Escuela Naval).
También ejerció como comandante de la Fragata ROU "Montevideo", fue jefe de Logística en el Estado Mayor General de la Armada, director de la Reserva Naval, sub-director de la Escuela Naval, director de Sanidad Naval, jefe de Gabinete del comandante en jefe de la Armada y director general de Material Naval.
Además de su calidad de militar de la Armada, Caramés se desempeñó como docente en la Escuela Naval: fue profesor de Historia Nacional, Orientación Naval y Navegación Astronómica.
En 1988, Caramés fue distinguido con una mención del Club Naval por su trabajo "Evolución del Pensamiento Estratégico" y en 1992 recibió el primer Premio "Armada Nacional" en la categoría Histórico–Biográfico por su trabajo "Miranda y la Conciencia Marítima Nacional".

Fuente: Armada Nacional
El País Digital

No hay comentarios.:

Publicar un comentario